La frase entonativa

La frase entonativa es la combinación de una o más frases prosódicas para crear la unidad dentro de la cual se determina la entonación. Normalmente consiste en las frases prosódicas que hay entre pausas. En el Alfabeto Fonético Internacional hay dos símbolos para representar pausas. La pausa ‘grande’ que separa oraciones o enunciados prosódicos se indica con dos una barra vertical doble [ǁ]. La pausa ‘pequeña’ que separa frases entonativas, se puede trascribir con una barra vertical sencilla, [|], así:

¿Quién puede venir? Tú, pero él, no.
[ǁki̯en.pu̯e.de.be.niɾǁtu|pe.ɾo.el|noǁ]

En el primer apartado explico como se divide un enunciado en frases prosódicas. En el segundo apartado vas a aprender como el enlace de la frase prosódica se aplica también en la frase entonativa.

El ‘núcleo’ entonativo

Las frases que se separan del núcleo con pausas

Como las frases entonativas se suelen señalar en la ortografía del español por medio de comas, voy a clasificar las frases entonativas de acuerdo con el ‘tipo’ de coma que contienen.

A grandes rasgos se puede decir que una oración sólo tiene una pausa si tiene algo inusual. Hay tres casos:

  1. El enunciado tiene una interrupción.
  2. El enunciado tiene una omisión.
  3. El enunciado tiene frases largas – porque en algo momento hay que respirar.
  4. El enunciado tiene frases duplicadas.

Las interrupciones

Hay muchos tipos de interrupciones

  1. Frases vocativas
  2. Frases aposicionales
  3. Modificadores oracionales

Frases vocativas

Un vocativo es una frase entonativa que llama o invoca a una persona o cosa. Normalmente se aisla del resto del enunciado con comas:

Julio, ven acá.
[ǁxu.li̯o|ben.a.kaǁ]
He dicho que me escuchéis, muchachos.
[ǁe.di.ʧo.ke.mes.ku.ʧei̯s|mu.ʧa.ʧosǁ]
Estoy contenta, Isabel, por el regalo.
[ǁes.t̪oi̯.kon.t̪en.ta|i.sa.bel|po.ɾel.re.ga.loǁ]

Pregunta

¿Te has dado cuenta de los dos casos de enlace en los ejemplos?

Frases aposicionales

Una aposición es una frase entonativa que se yuxtapone con otra frase sin conjunción. Normalmente se aisla del resto del enunciado con comas:

Adrián, el marido de mi hermana, dijo que nos ayudaría.
[ǁa.dɾi.an|el.ma.ɾi.do.de.mi̯eɾ.ma.na|di.xo.ke.no.sa.ju.da.ɾi.]
Toda mi familia, incluido mi hermano, estaba de acuerdo.
[ǁt̪o.da.mi.fa.mi.li̯a|in.klu.ido.mi̯eɾ.ma.no|es.t̪a.ba.de.a.ku̯eɾ.doǁ]
El médico, conmovido por la situación, aceptó ayudarnos.
[ǁel.me.di.ko|kon.mo.bi.do.poɾ.la.si.t̪u̯a.si̯on|a.sep.to.a.ju.daɾ.nosǁ]
La verdad, escribe un político, se ha de sustentar con razones.
[ǁla.beɾ.d̪ad̪|es.kɾi.beu̯n.po.li.t̪i.ko|se.a.de.sus.t̪en.t̪aɾ.kon.ra.son.esǁ]

Modificadores oracionales

En este apartado quiero incluir los enlaces como esto es, es decir, o sea, en fin, por último, por consiguiente, sin embargo, no obstante, además, en tal caso, por lo tanto, en cambio, en primer lugar, y también, a veces, determinados adverbios o locuciones que desempeñan la función de modificadores oracionales, como generalmente, posiblemente, efectivamente, finalmente, en definitiva, por regla general, quizás, colocados al principio de una oración, todos los cuales se separan del resto mediante una pausa:

Por consiguiente, no vamos a tomar ninguna resolución precipitada.
No obstante, es necesario reformar el estatuto.
Efectivamente, tienes razón.
Tales incidentes, sin embargo, no se repitieron.
Este tipo de accidentes están causados, generalmente, por errores humanos.

Frases conjuntivas

También suele anteponerse una coma a una conjunción o locución conjuntiva que une las proposiciones de una oración compuesta, en las proposiciones:

  1. coordinadas adversativas con pero, sino, aunque

  2. consecutivas con con que

  3. causales lógicas y explicativas con así que, por que, pues:

    Puedes llevarte mi cámara de fotos, pero ten mucho cuidado.
    Cogieron muchas cerezas, aunque todas picadas por los pájaros.
    Prometiste acompañarle, con que ya puedes ir poniéndote el abrigo.
    El sol me esta dando en la cara, así que tendré que cambiarme de asiento.
    Es noble, por que tiene un palacio.
    Están en casa, pues tienen la luz encendida.
    

En estas frases prosódicos, se puede hablar de un núcleo y un satélite:

Si ves a omar, dile que venga.
[ǁsi.be.sa.o.maɾ|di.le.ke.ben.gaǁ]

El núcleo y el satélite se pueden dividir a su vez en satélite y núcleo y estas divisiones se señalan con ascensos y descensos parciales:

Si ves a Omar, dile que venga, porque ya es tarde.
[ǁsi.be.sa.o.maɾ|di.le.ke.ben.ga|poɾ.ke.ja.es.taɾ.d̪eǁ]

Las omisiones

En los enunciados en que se omite un verbo, por que ha sido anteriormente mencionado o porque se sobreentiende, se pronuncia en su lugar una pausa:

Los niños, por aquella puerta.
En matemáticas, un genio; para la música, bastante mediocre.
El árbol perdió sus hojas; el viejo, su sonrisa.
Le dijo a su familia que llegaría a las tres; a sus amigos, que lo esperasen a las cinco.

Frases con series o enumeraciones

Una coma separa los miembros de una enumeración, salvo que vengan precedidos por alguna de las conjunciones y, e, o, u:

Es un chico muy reservado, estudioso y de buena familia.
Acudió toda la familia: abuelos, padres, hijos, cuñados.
¿Quieres café, té o un refresco?

Cuando los elementos de una enumeración constituyen el sujeto de la oración o un complemento verbal y van antepuestos al verbo, no se pone coma detrás del último:

El perro, el gato y el ratón son animales mamíferos.
De gatos, de ratones y de perros no quiero ni oír hablar.

Se usa coma para separar miembros gramaticalmente equivalentes dentro de un mismo enunciado, a excepción de los casos en los que medie alguna de las conjunciones y, e, ni, o, u:

Estaba preocupado por su familia, por su trabajo, por su salud.
Antes de irte, corre las cortinas, cierra las ventanas, apaga las luces y echa la llave.
Pintaron las paredes de la habitación, cambiaron la disposición de los muebles, y quedaron encantados.

Se coloca una coma delante de la conjunción (i) cuando la secuencia que encabeza expresa un contenido distinto al elemento o elementos anteriores o (ii) cuando la conjunción está destinada a enlazar con toda la proposición anterior, y no con el último de sus miembros:

Pagó el traje, el bolso y los zapatos, y salió de la tienda.
Los instrumentos comenzaron a perder exactitud por la tormenta, y resultaron inútiles al poco tiempo.

El enlace crea ajuste silábico dentro de la frase entonativa

La reducción vocálica

Una vocal que acaba repetida entre las palabras de una frase entonativa se reduce, si no es tónica:

'esa alucinación' [é.sa.lu.si.na.si̯ón]
'le envío ocho' [len..ó.ʧo]

Práctica

  • ‘ese estudiante extra’
  • ‘casi ignorante’
  • ‘el israelí inquieto’

Diptongación

Una vocal alta pierde su silabicidad si acaba contigua de otra vocal en una frase entonativa:

'amigo impaciente' [a..goi̯m.pa.si̯én.t̪e]
'vino urgentemente' [.nou̯ɾ.xen.te.mén.t̪e]

Práctica

  • ‘gente indígena’
  • ‘estado unido’
  • ‘se inscribió ilegalmente’

La reducción consonántica

Una consonante que acaba repetida entre las palabras de una frase entonativa se reduce:

'un nicaragüense' [u.ni.ka.ɾa.gu̯én.se]
'comimos secretamente' [ko..mo.se.kɾe.t̪a.mén.t̪e]

Practice

En la práctica de la reducción vocálica hay ejemplos de la reducción consonántica.

La transferencia de coda

La estructura sílaba preferida de V.CV también se cumple entre las palabras de una frase entonativa:

'iban allá' [í.ba.na.]
'usted habló' [us.t̪é.d̪a.bló]

Práctica

  • ‘cárcel oscura’
  • ‘pasión ardiente’
  • ‘vienes hoy’

Prácticas

  1. Esas cosas son resistentes.
    • /\(e.sas.ko.sas.son.re.sis.t̪en.t̪es\)/
    • [\(e.sas.ko.sas.son.re.sis.t̪en.t̪es\)]
  2. Es un tópico interesante pero polémico.
    • /\(es.un.to.pi.ko.in.te.re.san.te\mid pe.ɾo.po.le.mo.ko\)/
    • [\(e.sun.t̪o.pi.koi̯n.t̪e.re.san.t̪e\mid pe.ɾo.po.le.mo.ko\)]
  3. No jures, que no es necesario.
    • /\(no.xu.ɾes\mid ke.no.es.ne.se.sa.ɾi̯o\)/
    • [\(no.xu.ɾes\mid ke.no.es.ne.se.sa.ɾi̯o\)]
  4. ¿Para quién son estas flores rojas?
    • /\(pa.ɾa.ki̯en.son.es.t̪as.flo.ɾes.ro.xas\)/
    • [\(pa.ɾa.ki̯en.so.nes.t̪as.flo.ɾes.ro.xas\)]
  5. Antenoche empecé a hacerla y hasta ahora la acabo.
    • /\(an.t̪e.no.ʧe.em.pe.se.a.a.seɾ.la\mid i.as.t̪a.a.o.ɾa.la.a.ka.bo\)/
    • [\(an.t̪e.no.ʧem.pe.se.a.seɾ.la\mid i̯as.t̪a.o.ɾa.la.ka.bo\)]
  6. Si tú eres feliz, nosotros estaremos felices.
    • /\(si.tu.e.ɾes.fe.lis\mid no.so.t̪ɾos.es.ta.ɾe.mos.fe.li.ses\)/
    • [\(si.tu.e.ɾes.fe.lis\mid no.so.t̪ɾo.ses.ta.ɾe.mos.fe.li.ses\)]

El ritmo en la frase entonativa

Como aprendiste en El ritmo las palabras del español se caracterizan por ritmo silábico (todas las sílabas tienen la misma duración), mientras las palabras del inglés se caracterizan por un ritmo acentual (las sílabas tónicas son más largas que las átonas) O sea, en inglés, las sílabas átonas se reducen y las tónicas se alargan; en español, todas las sílabas tienen la misma duración.

El ritmo en la poesía

Una muestra del inglés:

 1
 2
 3
 4
 5
 6
 7
 8
 9
10
11
12
13
14
15
16
Baby, baby, naughty baby,
Hush, you squalling thing, I say.
Peace this moment, peace, or maybe
Bonaparte will pass this way.
Baby, baby, he's a giant,
Tall and black as Rouen steeple,
And he breakfasts, dines, rely on't,
Every day on naughty people.
Baby, baby, if he hears you
As he gallops past the house,
Limb from limb at once he'll tear you,
Just as pussy tears a mouse.
And he'll beat you, beat you, beat you,
And he'll beat you into pap,
And he'll eat you, eat you, eat you,
Every morsel snap, snap, snap.

Tormenta de Salmo pluvial de Leopoldo Lugones:

 1
 2
 3
 4
 5
 6
 7
 8
 9
10
11
12
Érase una caverna de agua sombría el cielo;
el trueno, a la distancia, rodaba su peñón;
y una remota brisa de conturbado vuelo,
se acidulaba en tenue frescura de limón.
Como caliente polen exhaló el campo seco
un relente de trébol lo que empezó a llover.
Bajo la lenta sombra, colgada en denso fleco,
se vio el caudal con vívidos azules florecer.
Una fulmínea verga rompió el aire al soslayo;
sobre la tierra atónita cruzó un pavor mortal;
y el firmamento entero se derrumbó en un rayo,
como un inmenso techo de hierro y de cristal.

El ritmo en la prosa

Winter Dreams de F. Scott Fitzgerald:

Some of the caddies were poor as sin and lived in one-room houses with a neurasthenic cow in the front yard, but Dexter Green’s father owned the second best grocery-store in Black Bear – the best one was “The Hub,” patronized by the wealthy people from Sherry Island – and Dexter caddied only for pocket-money.

Sonata de otoño; Sonata de invierno de Ramón del Valle-Inclán:

Los dolores que mi brazo herido me causaban eran tan grandes, que los soldados de la escolta viendo mis ojos encendidos por la fiebre, y mi rostro de cera, y mis barbas sombrías, que en pocas horas simulaban haber crecido como en algunos cadáveres, guardaban un silencio lleno de respeto. El dolor casi me nublaba los ojos, y como mi caballo corría abandonada sobre el borrén la rienda, al cruzar una aldea faltó poco para que atropellase a dos mujeres que caminaban juntas, enterrándose en los lodazales. Gritaron al apartarse, fijándome los ojos asustados: Una de aquellas mujeres me reconoció

Powerpoint y podcast

El próximo tema

El enunciado prosódico


Última redacción 04 de noviembre de 2017